¿Cómo compaginar el trabajo con una FIV?

5/5 - (2 votos)

Elige un centro en tu ciudad para evitar el stress y los gastos que conlleva acudir a clínicas lejos de tu casa.

Una de las preocupaciones que manifiestan muchas pacientes antes de realizar una fecundación in Vitro, es si podrán compaginar el tratamiento con su trabajo, sin que esto suponga un problema. Además, muchas mujeres y parejas desean mantener este proceso en la intimidad, y no tener que informar a sus compañeros o superiores de que están en medio de un tratamiento de fertilidad.

Con el paso de los años y la normalización de este tipo de tratamientos para conseguir el embarazo, las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de muchas personas de recurrir a la reproducción asistida para poder tener un hijo. En consecuencia se han ido desarrollando políticas que permiten conciliar los horarios de trabajo con el tratamiento, esto resulta muy tranquilizador para muchos pacientes.

En los casos en los que la empresa no cuente con este tipo de políticas, es posible, en la mayoría de los casos, organizar las visitas a la clínica de forma que no interrumpan la vida laboral.

¿Cuántas visitas a la clínica son necesarias?

El número de visitas a la clínica que se requieren en reproducción asistida, dependerá del tipo de tratamiento a realizar.

Cuando se trata de una fecundación in Vitro, las visitas se distribuyen de la siguiente manera:

  • Estimulación ovárica: 3 o 4 visitas de corta duración, para el control ecográfico del crecimiento de los folículos.
  • Extracción de los óvulos: una visita de 2 a 3 horas aproximadamente, para llevar a cabo el procedimiento de punción ovárica, la recuperación de la sedación, y un breve período de observación. El médico indicará si puede reincorporarse al trabajo inmediatamente, o por el contrario debe guardar reposo durante unas horas.
  • Transferencia del embrión al útero: se lleva a cabo entre 3 y 6 días después de la extracción de los óvulos. Este procedimiento no requiere sedación, y se realiza en pocos minutos. Después la paciente podrá incorporarse a su rutina habitual.

Si se trata de una recepción de óvulos donados, o de la transferencia de un embrión donado las visitas son aún menos, ya que solo serán necesarios uno o dos controles ecográficos para comprobar que el endometrio esté preparado para recibir el embrión.

¿Existe alguna protección legal para las mujeres sometidas a tratamientos de fertilidad?

Actualmente, no existe una protección legal en España para las pacientes que se realizan un tratamiento de reproducción asistida. Otros países sí que han desarrollado documentos al respecto.

En Bélgica, por ejemplo, se prepara ya una propuesta legislativa para regular estas situaciones y garantizar una mejor protección de la mujer.

En nuestro país existen varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia que indican que el tratamiento de FIV debe equipararse con un embarazo real. Esto quiere decir que si la paciente debe ausentarse del trabajo para acudir a una visita médica o realizar pruebas, esta debe contar con los mismo derechos que una mujer cuyo embarazo se haya conseguido de forma natural.

En conclusión, a pesar de no contar actualmente con una normativa específica, las mujer que se someten a tratamientos de reproducción asistida deben contar con los mismos derechos que aquellas que estén embarazadas de forma natural. Además, para facilitar la conciliación, se deben planificar correctamente los horarios con el equipo médico de la clínica de reproducción asistida. Con el objetivo para reducir al mínimo las ausencias laborales, y evitar a los pacientes tener que dar explicaciones en su entorno laboral, que no desean.

La clínica de reproducción asistida elegida debe contar con horarios flexibles, para adaptarse a las necesidades de cada mujer o pareja, con el fin de que las molestias y las ausencias en el trabajo se reduzcan todo lo posible.

Clínica Mencía

Clínica Mencía en Masquemedicos

Clínica Mencía

Clínica Mencía

clínica cuenta con innovadoras instalaciones en el ámbito de la reproducción asistida, como es Embryoscope, laboratorios, quirófanos, banco de óvulos, semen y embriones. Se realizan todos los tratamientos existentes en la actualidad: Inseminación Artificial, Fecundación in Vitro, Criopreservación de gametos (semen y ovocitos), con gametos propios o donados.

Un comentario en «¿Cómo compaginar el trabajo con una FIV?»

  • el 1 mayo, 2022 a las 23:02
    Enlace permanente

    Los embarazos que resultan de tratamientos de reproducción asistida, como los de las peimigestas de 30 años o más, a efectos de bajas, ILT, por el médico de familia, tienen consideración de ‘Embarazos de alto riesgo’, y un trato especialmente favorable. Consulta

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.