¿Cómo es la recuperación de la blefaroplastia o cirugía de párpados?

5/5 - (2 votos)

La blefaroplastia, también conocida como cirugía de párpados, es una intervención que va ganando adeptos día a día.
Con este procedimiento quirúrgico se puede:

  • Eliminar el exceso de piel y grasa del párpado superior (párpados caídos). A lo que se conoce como blefaroplastia superior.
  • Eliminar la acumulación de grasa en el párpado inferior (bolsas de los ojos). A lo que se conoce como blefaroplastia inferior.
  • Mejorar la función y la apariencia de los párpados.

Saber qué esperar tras la operación de blefaroplastia inferior, superior o completa, es fundamental para que el proceso sea menos abrumador.

Como hemos comentado anteriormente la blefaroplastia puede ser inferior, superior o completa (combina ambos procedimientos).

A grandes rasgos y tratando de generalizar, se puede decir que la recuperación no suele prolongarse más allá de los 3 meses. El paciente puede volver a su rutina diaria a las 2-3 semanas.

En algunos casos, se puede volver al trabajo a los 5-7 días; aunque depende del alcance de la blefaroplastia y de cómo reaccione el cuerpo de cada paciente.

Blefaroplastia: consejos para la recuperación rápida tras la cirugía

Puede parecer un poco aterrador, pero cuando el paciente se despierta de su cirugía de párpados lo primero que notará es que su visión es borrosa.

No hay que preocuparse, y mucho menos pensar que la cirugía no ha tenido éxito; esto se debe a que se ha aplicado un ungüento antibiótico espeso en el área de los ojos para evitar que la superficie se seque.

Para evitar esta sequedad se prescriben gotas de lágrimas artificiales durante los primeros días. La hinchazón y los moretones, en caso de aparecer, aunque son totalmente normales también puede interferir en la visión, pero desaparecen rápidamente durante los primeros días. Se pueden emplear compresas frías para controlar dicha hinchazón.

Cualquier dolor después de la cirugía generalmente será leve y puede controlarse con los analgésicos apropiados. Los pacientes podrán levantarse e irse a casa en función del tipo de cirugía practicada, tan pronto como un rato después de la cirugía.

El paciente debe mantener la cabeza elevada durante el sueño para aliviar la hinchazón. Se recomienda dormir boca arriba para evitar presión sobre tus párpados.

Es importante no forzar los ojos tras la intervención. El paciente debe limitar el tiempo de lectura, el trabajo con el ordenador y la televisión durante los primeros días, ya que los ojos se cansarán fácilmente. Se recomienda usar gafas de sol oscuras y protección solar para mantener los ojos protegidos del sol, el viento y el polvo, además de para favorecer la cicatrización.

Las cicatrices tras la blefaroplastia

Los puntos de sutura se retiran una semana después de la blefaroplastia. Las incisiones siempre dejarán algún tipo de cicatriz; afortunadamente, los párpados son uno de los lugares más fáciles de curar y, por lo tanto, dejan cicatrices muy pequeñas (unos pocos milímetros de longitud).

Las cicatrices de los párpados inferiores generalmente estarán ocultas por las pestañas, mientras que las cicatrices de los párpados superiores estarán cuidadosamente disimuladas por los pliegues en la piel, especialmente cuando los ojos estén abiertos.

Es fundamental que el paciente evite actividades que puedan dar lugar a que te entre cualquier cosa en los ojos durante una o dos semanas, es decir, hay que evitar nadar, trabajar en el jardín, quitar el polvo…
También hay que evitar el ejercicio físico intenso o las actividades extenuantes al menos durante 2 semanas.

¿Puedo lavarme la cara después de la blefaroplastia?

Una de las preguntas más frecuentes es cómo lavarse después de la cirugía de párpados:

  • 1-2 días después: el paciente puede bañarse o ducharse, pero debe asegurarse de que los ojos se mantengan secos. Lo mejor es lavarse el pelo con la ayuda de otra persona. No pasa nada si los ojos se salpican con un poco de agua; el problema surge cuando la herida está expuesta a períodos más prolongados de humedad.
  • 3-7 días después: Los ojos pueden comenzar a lavarse suavemente con agua y jabón. Se deben secar con palmaditas suaves. No hay que rascarse las costras, éstas se caerán cuando estén listas como parte del proceso de curación natural.
  • Día 7: Normalmente, las suturas se retiran una semana después de la cirugía; a partir de ese momento se pueden realizar las rutinas normales de lavado.
    14 días después: Puedes volver a maquillarte, siempre que el área haya cicatrizado correctamente.

Saber más sobre la recuperación de la blefaroplastia en www.drmolto.com
Dr. Moltó en Masquemedicos

Dr. Roberto Moltó García
Últimas entradas de Dr. Roberto Moltó García (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.