¿Cómo evitar la frustración infantil en la vuelta al cole post Covid-19?

Comienza una vuelta al cole sin precedentes, tras meses sin asistir a las aulas y con la incertidumbre que aún provoca el Covid-19, ocho millones de alumnos comienzan las clases. Tanto los padres como la comunidad educativa enfrentan este momento con ansiedad y preocupación. A esto se suman las noticias de miles de profesores que han resultado positivo en coronavirus, justo antes de iniciar el curso.

El objetivo es conseguir una dinámica fluida en las clases, manteniendo la seguridad y evitando la frustración de los niños, para ello es importante que las medidas sean claras y realistas. Para conseguirlo los profesores son clave, y se enfrentan a un goteo incesante de noticias, que no siempre llegan a tiempo, y que deben adaptar y compartir con sus compañeros y alumnos, las cuales generan frustración y estrés en estos profesionales.

Los miedos de los niños en la vuelta al cole

No solo los profesores, personal de los colegios y padres tienen miedos y dudas ante este regreso a las aulas, los niños se enfrentan a un colegio totalmente distinto al que dejaron en marzo, en el inicio del confinamiento, y lo saben.

El miedo al contagio del virus sigue presente en algunos de ellos, y a esto se suma el saber que les separarán de muchos de sus compañeros, tener que usar mascarilla y mantener una higiene estricta. Es que muchos niños se sienten más seguros con el modelo de clases online, y no quieren volver al colegio en las condiciones actuales, ya que les genera miedo.

Además, están los niños con diferentes discapacidades, a quienes se les aplican las mismas normas “mascarilla, lavado de manos y control de temperatura”, pero que en algunos casos será difícil el cumplimiento de dichas medidas de manera autónoma, , y para los que no se han determinado directrices específicas.

Evitar la frustración de los niños en el regreso a clases

Para evitar la frustración de los niños en la vuelta al cole, es importante que los profesores sepan gestionar la suya propia. Estas son algunas medidas que pueden ponerse en práctica para conseguirlo:

Tener claras todas las medidas

Es importante que los profesores y personal del colegio tengan muy claras las medidas, que sepan gestionarlas juntos, para poder transmitirlas a los alumnos.

Explicar a los alumnos las medidas de forma que puedan comprenderlas

La aceptación y colaboración de los alumnos de estas medidas es imprescindible para su correcto cumplimiento, garantizando así la seguridad de todos. Por eso, es importante explicarlas en función de su edad. La gran capacidad de cambio, adaptación y trabajo grupal de los menores es un punto a favor para la puesta en práctica de las directrices sanitarias.

Reforzar los comportamientos positivos

Los niños tardarán en integrar las nuevas medidas, por lo que es importante poner en práctica herramientas que refuercen y potencien el comportamiento adecuado, tales como el refuerzo positivo, la economía de fichas, entre otros.

Ser flexibles y adaptarse a los cambios

Los profesores deben ser flexibles y adaptarse a los constantes cambios que se producirán en el futuro con respecto a las medidas, que a medida que avance el curso, irán evolucionando.

Saber por qué debemos usar la mascarilla

Es imprescindible explicar a los niños para qué sirven las mascarillas y por qué debemos usarlas en el cole, siempre desde un punto positivo, por ejemplo, para cuidarnos unos a otros.

Si los niños consiguen integrar correctamente las medidas de seguridad en el colegio, siempre desde la responsabilidad y no desde el miedo, se sentirán mucho más seguros y tranquilos, y así podrán avanzar en su aprendizaje. Asistir al colegio les influye de manera positiva, creando amistades, potenciando la convivencia social y estrechando los vínculos necesarios para su desarrollo.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *