Dismenorrea o dolor menstrual, ¿cómo aliviarlo?

La dismenorrea no es más que el dolor durante la menstruación. En la actualidad es el problema de consulta ginecológico más frecuente de las mujeres jóvenes y probablemente la principal causa de ausentismo laboral y escolar en la mujer, dado el carácter mensual e invalidante que puede alcanzar.

Cuando una mujer consulta por este motivo es necesario ampliar la historia clínica para valorar si hay alguna causa orgánica que provoque este dolor. Hablamos de dismenorrea primaria cuando no existe ninguna causa orgánica que justifique este dolor y dismenorrea secundaria (endometriosis, inflamación pélvica, fibromas, infecciones,…) cuando hay alguna causa que provoca este dolor.

La dismenorrea primaria sucede por las contracciones uterinas intensas y anómalas, como consecuencia de desequilibrios de las prostaglandinas que son las que controlan estas contracciones uterinas.

¿Cuándo podemos pensar en una dismenorrea secundaria?

  • En aquellas situaciones en las que hay dismenorrea desde el primer ciclo, y entonces podemos pensar en una obstrucción congénita del tracto de salida.
  • Las dismenorreas que aparecen después de los 25 años de edad.
  • Mujer portadora del DIU.
  • Ausencia al tratamiento con analgésicos antiinflamatorios.
  • Hallazgos patológicos a la exploración física.

Para descartar enfermedades que provoquen una dismenorrea secundaria, es recomendable realizar una analítica general con hormonas y una ecografía ginecológica.

¿Qué podemos hacer para aliviar el dolor menstrual?

Habitualmente en estas situaciones solemos mandar analgésicos para controlar el dolor y poco más.

Desde el punto de vista de la medicina integrativa podemos realizar distintas intervenciones. Para abordar este problema de forma integral empezaremos a explicar que es importante mantener unos hábitos saludables.

  • Ejercicio físico, como caminar, montar en bici, nadar o bailar. Es recomendable que se haga ejercicio de forma diaria. El ejercicio libera endorfinas las cuales tiene efectos que provocan bienestar y por otro lado efecto analgésico.
  • Recomendaciones nutricionales:
    – Evitar el consumo excesivo de sal ya que favorece la retención de líquidos. Deben evitarse bebidas excitantes por el mismo motivo.
    – Los alimentos ricos en potasio previenen la retención de líquidos: lechuga, tomate, espárragos
    – Alimentos ricos en vitamina B6: frutos secos, cereales integrales, frutas (plátano, aguacate,…)
    – Evitar alimentos refinados y procesados.
    – Consumir alimentos de origen ecológico
  • Acupuntura: la acupuntura ha demostrado ser eficaz en los procesos dolorosos de cualquier origen. Desde el punto de vista de la medicina tradicional china la dismenorrea puede ser por cuadros de Shi (exceso) o tipo Xu (deficiencia). Dependiendo de lada tipo se procederá a un tratamiento con acupuntura específico.
  • Homeopatía: podemos emplear distintos medicamentos en base a la individualización del proceso de cada mujer.
    – Belladona: la prescribimos cuando la mujer presenta dolores menstruales que van y vienen, que se agravan con movimientos bruscos, y que presentan cara roja.
    – Cactus: menstruaciones muy, muy dolorosas, que empeoran por la noche. El dolor es tipo calambroideo y le obliga a doblarse.
    – Chamomilla: dolores tanto antes como después de la menstruación, tipo calambroideo que empeora cuando la mujer se irrita. Hay una enorme sensibilidad a los dolores.
    – Cimicífuga: el dolor menstrual aumenta cuanto mayor es el sangrado, se agrava con el movimiento.
  • Aromoterapia: el término aromoterapia fue creado por un farmacéutico Frances (René Maurice), y hace referencia al empleo de los aceites esenciales provenientes de las plantas aromáticas para tratar patologías y mejorar la salud y el bienestar. Podemos usar aceite esencial quimiotipado Albahaca exótica (30 gotas) con aceite esencial quimiotipado Espliego macho (10 gotas), aceite esencial quimiotipado Manzanilla romana (10 gotas) y 50 gotas de aceite vegetal de caléndula (50 gotas). Usar de 8-10 de la mezcla en la zona baja del vientre y repetir la aplicación las veces que sean necesarias.
  • Otras medidas: Aceite de Onagra, que presenta cierto efecto analgésico y regulador de la menstruación. La utilización de oligoelementos como Magnesio-Cobalto o Zinc-Cobre pueden ser un complemento interesante en la dismenorrea. Las cataplasmas de arcilla en el vientre, pueden ayudar a controlar el dolor.

Alberto Sacristán Rubio. médico de familia y fundador de SportSalud

Alberto Sacristán Rubio en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *