¿Qué hacer ante un estado de shock emocional?

Rate this post

El término “estado de shock” es muy usado en el lenguaje coloquial, aunque no siempre de forma adecuada. El estado de shock es una reacción que manifiesta una persona que ha sufrido una situación estresante o un hecho traumático. Es una respuesta psicológica para enfrentarse a hechos en los que se ha sido protagonista o testigo.

Las manifestaciones más comunes del estado de shock son paralización, síntomas de ansiedad, irritabilidad y agresividad. Cuando comienzan a presentarse recuerdos y sueños que producen angustia, así como síntomas disociativos tres días después de sufrir el trauma se llama “Trastorno de Estrés Agudo”. Si después de un mes la sintomatología persiste, se conoce como “Trastorno de Estrés Postraumático”.

Síntomas del estado de shock emocional

Cuando el cuerpo entra en estado de shock se presentan algunos síntomas característicos que muestran que la gravedad del problema se ha agravado:

  • Presión arterial muy baja, que se acompaña de un pulso rápido pero débil.
  • Agitación, ansiedad y temblores.
  • El bajo aporte de oxígeno hace que las mucosas y las uñas tome un color azulado.
  • Escalofríos. Piel pálida y humedad, y abundante sudoración.
  • Respiración lenta y superficial. En otros casos puede suceder lo contrario, respiración rápida y profunda, originando una hiperventilación.
  • Mareos, vértigos, desmayos, pérdida de conocimiento y vómitos.
  • Dolor en el tórax y problemas para respirar.

¿Cómo ayudar a una persona en estado de shock?

  • El primer paso es llamar a emergencias.
  • No dejar sola a la persona afectada.
  • Dirigirse a la persona por su nombre. Analizar la situación, escuchando a la persona, recapitular sobre lo ocurrido para poder informar a los servicios de emergencias correctamente.
  • Hacer que la persona se tumbe de espaldas con los pies en alto. Si al levantarlos siente dolor, debe quedarse acostada y quieta.
    Mantener a la persona cómoda y caliente, proporcionando un entorno seguro. Es necesario aflojar los cinturones y la ropa ajustada. Aunque la persona se queje de sed, no se recomienda darle agua por vía oral.
  • No aplicar ninguna fuente de calor directa, ya que puede provocar que la sangre no llegue al corazón.
  • Si la persona sangra por la boca o vomita, hay que girarla hacia un lado para evitar que se asfixie.
  • Evitar que se levante o deambule sola. Intentar que la persona mantenga la posición de shock.
  • Mantener la calma y ser activo y directo al dar instrucciones a la persona afectada.
  • No transmitir falsas esperanzas, ser veraz. Por ejemplo, no decir que un familiar se encuentra bien, si no se conoce dicha información.
  • Ayudar a reunir a los familiares, especialmente en los casos de menores de edad.
  • Es importante que la persona participe en la toma de decisiones y dé su opinión. Hay que intentar que la persona en estado de shock lentamente se recupere, y pueda avanzar hacia una actitud activa.
  • Vigilar el vocabulario utilizado, evitando palabras como víctima, trauma o cualquier otra similar.

El apoyo psicológico precoz es de gran ayuda para reducir el estrés y prevenir problemas psicológicos futuros, así como para evitar sentimientos de impotencia y desesperanza.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Artículos relacionados

4 comentarios sobre “¿Qué hacer ante un estado de shock emocional?

  • el 20 junio, 2018 a las 19:57
    Permalink

    Lo primero que hay que hacer ante un ‘estado de shock’ es ser médico para poder diagnosticarlo. Ante una persona inconsciente u obnubilada, si respira, y no hay indicios de que pueda tener alguna lesión de huesos u otra por un traumatismo, ponerla de medio lado, no sea que si tiene un vómito se lo trague y se asfixie.
    Llamar al 112, en cualquier sitio de Europa. Nada más. Ante todo, no causar más daños.

    Una cosa es el ‘shock’ circulatorio, y otra lo que se llamaba en psicopatología: ‘shock’, o ‘trauma’, que sí, puede causar un TEPT, y no es una urgencia vital.
    Quienes han tenido una hemorragia importante, interna o externa, piden de beber, tienen sed, como Jesús en la Cruz
    Conviene diferenciar velocidad y tocino, churras y merinas, ‘No ser más listos o precoces que los niños Bellver, que enseñaban a sus mayores a joder’.
    En los cuidados de salud, hay mucho ‘repelente niño Vicente’, y mucho ‘enterao’, y mucho ‘indocumentado’, y un exceso de ‘intrusismo’. ¡Ojo!

    Respuesta
    • el 21 junio, 2018 a las 11:27
      Permalink

      Estoy totalmente de acuerdo con la respuesta de Jose.
      Bien explicado.
      El artículo también es bueno.

      Respuesta
    • el 21 junio, 2018 a las 13:24
      Permalink

      Hola José,
      En aras de una mayor precisión, como editores del blog indicamos que el post trata sobre estado de shock emocional, aunque entendíamos que el contexto ya dejaba claro que era así. Es raro imaginar que ante un shock circulatorio alguien vaya a acudir a un psicólogo, pero nunca se sabe.
      Muchas gracias por la aportación.
      Un saludo del equipo de Masquemedicos

      Respuesta
  • el 21 junio, 2018 a las 11:30
    Permalink

    Somos fisioterapeutas y nos gusta saber de las noticias relacionadas con la salud. Gracias por enviarnos este enlace del blog.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *