Comunicación y empatía con los familiares de los pacientes

Como profesionales del ámbito de la salud es necesario que no solo tengamos en nuestra mente el protocolo de atención al usuario al que intervenimos, sino por extensión tener en mente el formato de ayuda y acompañamiento que realizamos con familiares y allegados. Los familiares suelen presentar varias necesidades principales: información, atención psicológica en situaciones de shock emocional o estrés y otras necesidades respecto a su papel como pilar importante para el paciente.

Debemos de considerar a los familiares como aliados en el proceso de establecer un buen rapport con el paciente. Es importante disponer como profesionales de un lugar para la atención de estos de una manera privada, cercana, individualizada y personal. Los familiares tienen el derecho de ser informados en aquellos casos que el paciente sea menor de edad o el usuario esté incapacitado y aquellos en los que el adulto dé su consentimiento explicando detalles de su tratamiento, evolución y planificación de su futuro.

La información debe de ser transmitida sin un lenguaje técnico que genere confusiones, adaptada a sus necesidades, complementaria y congruente al resto de informaciones que se vayan aportando. Como profesionales intentar atender a las necesidades de las familias en la medida de lo posible.

Teniendo en cuenta información específica para la práctica psicosociosanitaria se pueden tener en cuenta una serie de principios relacionados con el logro de una atención de calidad a los familiares:

  • Principio de individualización: Cada usuario tiene una entidad familiar única con unas necesidades concretas y un planteamiento específico.
  • Principio de orientación a las necesidades: Intentar como profesionales que la atención sea específica, rápida y efectiva e intentar que sea evaluada a posteriori para tener en cuenta mejoras.
  • Principio de referente afectivo: la familia debe ser valorada como un elemento afectivo importante para el usuario si este es un menor o si es un adulto y este permite su entrada en el tratamiento.
  • Principio de coordinación: Intentar coordinar que las pautas ofrecidas al usuario sean las mismas que se aconsejen en el entorno familiar.
  • Principio de comunicación continua: Se intentará establecer el canal de comunicación oportuno para informar y asesorar sobre la situación si es necesario.
Silvia Santana

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo que la psicología me ha acompañado siempre) especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente.

Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones.

Silvia Santana en Masquemedicos
Silvia Santana

Artículos relacionados

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo que la psicología me ha acompañado siempre) especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente. Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones. Silvia Santana en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *