¿Qué hago si la mascarilla me causa ansiedad?

Usar mascarilla es, a día de hoy, obligatorio en diversos entornos, como el transporte público o los espacios donde no sea posible mantener la distancia de seguridad, pero su uso puede causar en algunas personas, ansiedad y sensación de asfixia.

Expertos indican que no es posible sufrir una asfixia real por llevar mascarilla, pero la ansiedad es capaz de producir una sensación de falta de aire, que resulta muy real.

¿Por qué siento que me asfixio cuando uso la mascarilla?

Muchos mensajes en redes sociales han asegurado que las mascarillas podían producir hipoxia, es decir, falta de oxígeno en la sangre, provocando sensación de mareo. Sin embargo, la plataforma ‘Salud Sin Bulos’, ha desmentido esta información, indicando que las mascarillas quirúrgicas y autofiltrantes, no causan falta de oxígeno en la sangre o retención del CO2, ya que solo filtran las partículas sin retener el aire.

Entonces, la sensación de agobio que manifiestan algunas personas, especialmente aquellas con dificultades respiratorias, puede estar provocada por diferentes motivos:

  • No estamos acostumbrados a llevar mascarillas
  • Las personas que las requieren en su trabajo, las utilizan durante demasiadas horas
  • Reutilización de las mascarillas desoyendo las indicaciones de los fabricantes
  • Utilizar una mascarilla encima de otra
    Usar mascarillas que no son adecuadas

Llevar mascarilla nos resulta molesto e incómodo a todos, pero es la ansiedad la que causa esta percepción de agobio cuando la usamos. Cuando esto ocurre la primera reacción es querer retirar la mascarilla, pero no debemos hacerlo, es necesario mantener la calma y seguir algunas recomendaciones.

¿Qué debo hacer si la mascarilla me asfixia?

En muchos casos no existe una razón fisiológica que provoque esta falta de aire. El problema está en tu mente. Por eso es tan importante lo que te digas a ti mismo, internamente. Piensa que la mascarilla está diseñada para protegerte, sé consciente de que la sensación de ahogo no es real.

También puede ser de gran ayuda recordar que el personal sanitario las utiliza durante horas cada día, lo cual prueba que es posible respirar con normalidad al usar una mascarilla.

Para evitar la sensación de ahogo al utilizar la mascarilla, debes permitirte un tiempo para acostumbrarte a su uso. Puedes usarla durante períodos cortos de tiempo, e ir aumentando progresivamente. Por ejemplo, puedes salir a dar un paseo breve usando la mascarilla, o ir al super, luego volver a casa y retirarla. Poco a poco te irás acostumbrando a su uso, y comprobarás que no te causará asfixia.

Si aún así, sigues sintiendo ansiedad y falta de aire, busca un sitio apartado de otras personas y retirala por un momento hasta que recuperes la calma. Quitarte la mascarilla sin respetar la distancia social puede generar otro problema emocional: pensar que durante ese arrebato que te ha llevado a quitarte la mascarilla sin pensar, te estás exponiendo o exponiendo a los demás, si te encuentras a menos de dos metros

La falta de aire, lo más probable es que sea solo un pico de ansiedad, a medida que logres calmarte, desaparecerá la sensación de asfixia.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *