¿Cómo detectar si mi hijo es víctima de bullying?

5/5 - (2 votos)

El bullying o acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico o físico que ocurre de manera repetida a lo largo del tiempo. Cuando a un niño o adolescente, le insultan, chantajean, amenazan, aíslan o ignoran, necesita ayuda.

El acoso les hace sentirse inferiores al resto, solos, despreciados y aislados. Los niños que sufren bullying pueden llegar a creer que no pueden defenderse del maltrato al que son sometidos. En algunos casos estas emociones, unidas a la presencia de otros síntomas clínicos pueden derivar en un gran riesgo, como pensar que quitarse la vida es la única solución.

Por eso es muy importante que los padres permanezcan siempre atentos a cualquier señal que pueda indicar que sus hijos están sufriendo bullying.

Señales de que tu hijo puede estar sufriendo acoso escolar

Si observas estos comportamientos en tus hijos, pueden ser un indicativo de que está sufriendo bullying:

  • Manifiesta rencor, odio, o enfado generalizado por la situación. A causa de la tensión que viven, los niños pueden adoptar un comportamiento negativo.
  • Se aísla y deja de quedar con sus amigos.
  • Deja de asistir a actividades de ocio o deportivas.
  • Pone excusas para no ir al colegio.
  • Su rendimiento escolar disminuye.
  • Se niega a hablar con sus padres sobre ningún tema relativo al colegio.
  • Se siente triste, llora, sin saber cómo explicar lo que le ocurre.
  • No tiene vida social. Ya sea porque sus compañeros no le incluyen en los planes, o porque pone excusas para no asistir.
  • Ha borrado o cerrado sus redes sociales (si las tenía previamente), para evitar el acoso a través de internet.
  • Sus amigos adoptan un comportamiento extraño, y no saben explicar lo que le sucede a la víctima.
  • Sufre trastornos de alimentación y/o del sueño.
  • Evita hablar con sus padres.

¿Cómo puedes ayudarle?

Dentro de las acciones que puedes llevar a cabo para ayudarle a gestionar esta situación de la mejor forma posible te recomendamos:

  • Debes notificar al colegio sobre lo que está ocurriendo. Están obligados a tomar cartas en el asunto y no permitir el bullying hacia sus alumnos. Debéis trabajar en conjunto para mejorar la situación del menor con medidas que le protejan.
  • La comunicación en el hogar es fundamental, cuando tu hijo cuente un problema que este viviendo escúchale, créele y pídele que te explique cómo se siente.
  • Es importante hablar con tu hijo sobre el temor que puede producirle el recibir amenazas por parte de sus acosadores al haber contado la situación.
  • Debe llevar su móvil siempre consigo y cargado, para que en los momentos en los que alguien ejerza la violencia contra él no sienta miedo.
  • Transmítele calma y seguridad, explícale que ha sido muy valiente al compartir lo que está viviendo, y que haberlo contado le ayudará a estar más protegido.

También es fundamental el apoyo psicológico para el bienestar de tu hijo. La terapia le ayudará a identificar y gestionar las emociones que siente de una forma saludable. Se trabajará el fortalecimiento de su autoestima, el entrenamiento en seguridad personal, y la capacidad de defender sus derechos de una manera sana y positiva para él.

Clínicas Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.