¿Conoces el mindful eating?

Mindful Eating es una corriente filosófica, un estilo de vida y una práctica que proviene del Mindfulness.

El Mindfulness significa atención o conciencia plena, y su objetivo es ayudarnos a estar presentes en cada momento, desde la aceptación y sin juzgar.

“Cuando practicamos Mindful Eating lo que hacemos es estar presentes y muy conscientes, en todo lo relacionado con la alimentación para hacer un buen uso de ella”. Explica Marta Mentado, psicóloga en Clínicas Origen.

Beneficios psicológicos del Mindful Eating

  • Permite tomar conciencia de nuestros pensamientos, nuestras sensaciones físicas y nuestras emociones. Conseguiremos así saber qué alimentos debemos comer, cuándo comer y la cantidad que debemos ingerir.
  • Permite disfrutar del momento de las comidas, ya que vamos a estar muy atentos y conscientes. Nos enseña a disfrutar de la comida sin remordimientos.
  • Ayuda a autogestionar las emociones. Lograremos obtener nuevas herramientas para afrontar las emociones desagradables, de esta manera evitamos utilizar los alimentos como un método de calma.
  • La pérdida de peso que resulta de una alimentación más consciente y cambiar nuestros patrones de alimentación, produce beneficios a nivel psicológicos, nos ayuda a sentirnos mejor con nuestro aspecto aumentando la autoconfianza y autoestima.

Relación de la comida con la ansiedad

La ansiedad y la alimentación tienen una relación directa. Se define la ansiedad como el proceso que tenemos las personas cuando vemos amenazada nuestra supervivencia, en ese momento el patrón de ingesta de alimentos se ve alterado, algunas personas reducen la cantidad de alimentos ingeridos, y otros comienza a comer de forma desproporcionada. Todo esto con el fin de lograr calmarnos, ya que nos produce bienestar a corto plazo.

Estudios demuestran que un cerebro estresado activa los mismos mecanismos que un cerebro hambriento, lo que nos lleva a buscar alimentos ricos en sal o azúcar, que satisfacen nuestras necesidades más rápidamente. El problema es que no tenemos hambre, solo estamos estresados, nerviosos, o incluso aburridos. El Mindful Eating nos ayuda a saber cuándo realmente nuestro cuerpo necesita comida.

Mindful Eating no es una dieta, no hay alimentos prohibidos, ni menús específicos. La alimentación dependerá de cada persona, de sus hábitos, estilo de vida y actividad deportiva que realice. Lo importante es tomar la decisión desde la consciencia plena de ese momento en el que elegimos un alimento por su forma, color, textura, sabor, y cómo nuestro cuerpo reacciona a él. Tomando conciencia de nuestra alimentación disfrutamos más de los alimentos.

Si deseas más información sobre el Mindful Eating, consulta con un psicólogo especialista en Clínicas Origen , y comienza a cambiar tu forma de ver y experimentar tu alimentación.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Clínicas Origen
Últimas entradas de Clínicas Origen (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *