El Maquinista. Insomnio, paranoia y delirios de persecución

En este viernes de cine os voy a hablar de una película protagonizada por uno de mis actores favoritos Christian Bale. No ha sido una de las más conocidas de su trayectoria cinematográfica pero para mí sí ha sido una de sus interpretaciones más impactantes. El maquinista.

La película se inicia con un tiempo cinematográfico inverso donde se ve el deterioro del hombre inicialmente y luego se nos explica el motivo de esa situación inicial.

El Maquinista. Protagonizada por Christian Bale

Trevor es un hombre de unos 35 años de edad que presenta un claro problema de desnutrición, con un gran trastorno del sueño presentando un insomnio continuo, aspecto descuidado en su ropa y autocuidado y con dificultades en la interacción con el otro.

A nivel psicológico Trevor sufre episodios complejos de amnesia y presenta síntomas de un trastorno psicopatológico tales como los deliriums, distorsión de la realidad, paranoia, episodios de angustia sin motivo aparente así como momentos de reacciones agresivas hacía los demás. Verbaliza en muchas ocasiones “Estoy cansado”, esos momentos generan la sensación de angustia y nebulosa psicológica que envuelven la película y que te llevan a preguntarte que le pasa a este hombre y como puede salir de ese estado.

Trabaja como operario de máquina en una fábrica, a lo largo de la película se va descubriendo que su insomnio no es una dificultad corriente para no conciliar el sueño sino como él mismo le confiesa a Stevie (persona de cierta confianza, prostituta), lleva un año sin dormir. Sus compañeros de trabajo inicialmente se preocupan algo por él pero cuando surge un accidente donde él está involucrado le culpabilizan por su estado y cargan contra él. Trevor desencadena un delirio de persecución. En este tipo de delirios el paciente cree constantemente que todo a su alrededor va dirigido a hacerle daño con estrategias encubiertas o que existe una intencionalidad para ello. Es una característica de enfermedades como la esquizofrenia.

Otro de los aspectos psicológicos que generan una presión psicológica en el espectador es la historia que crea Trevor respecto a tres personajes centrales Iván, María, hijo de esta. Como Trevor se siente culpable por un hecho del pasado pone el papel de culpa en Iván que es el que supuestamente le persigue, su lado oscuro, María es camarera en el aeropuerto y Trevor proyecta la relación que tenía con su madre y la necesidad de realizar conductas compensatorias por lo ocurrido en el pasado y luego estaría el hijo de María como fantasma que le recuerda lo sucedido.

¿Qué le ha sucedido a Trevor?

Presenta una amnesia donde es incapaz de recordar el evento traumático concreto que le llevó a esa situación e intenta construir la realidad con estímulos a los que les pone un simbolismo y los une.

Solo hay una cosa que parece que puede hacer que Trevor descanse, soltar la culpa y dejar que se vaya de su mente y su cuerpo.

No te pierdas este film de atmósfera impresionante y con diferencias a otro tipo de películas consideradas dramas psicológicos. El nivel interpretativo de Christian Bale como os decía al principio es alto y solo por eso no os decepcionará.

Qué disfrutéis este viernes de cine.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *