Tipos de insomnio y cómo tratarlo

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente. Se trata de una disminución de la capacidad para dormir adecuadamente, y se manifiesta de diferentes maneras, que dan lugar a diversos tipos de insomnio.

Insomnio de inicio: se caracteriza por tener dificultades a la hora de conciliar el sueño, especialmente los 30 primeros minutos.

Insomnio de mantenimiento: en este tipo de insomnio la persona logra dormirse inicialmente, pero luego se despierta varias veces a lo largo de la noche. También se incluye en este tipo de insomnio a las personas que son capaces de dormir, pero luego se despiertan de madrugada y no logran conciliar nuevamente el sueño.

¿Cómo puede tratarse el insomnio?

Para tratar adecuadamente el insomnio es necesario conocer la causa que lo origina. El estrés en el trabajo, la ansiedad o la depresión son algunas de las causas más comunes que pueden provocar trastornos del sueño.

En fundamental controlar o lograr eliminar los pensamientos negativos y las preocupaciones que mantienen a la persona despierta.

Se recomienda además, desarrollar buenos hábitos y una correcta higiene del sueño.

¿Qué podemos hacer para dormir mejor?

  • Evitar las bebidas con cafeína y estimulantes.
  • Mantener un horario para despertarse, incluso los fines de semana.
  • Hacer ejercicio regularmente, preferiblemente por la mañana, para liberar tensiones. No practicar actividades físicas intensas 2 o 3 horas antes de dormir, ya que el cuerpo llegaría activo al momento donde debería descansar.
  • Mantener una rutina, elaborando un horario con las tareas a realizar. Se recomienda tener al menos 6 horas programadas, y hacer actividades que requieran esfuerzo y atención.
  • No fumar en las 2 horas antes de ir a dormir, ya que la nicotina es un activador.
  • Evitar las cenas copiosas, ya que el proceso de digestión dificulta la conciliación del sueño.
  • Por la noche, toma una ducha, ve una serie, o lee un libro, esto te ayudará a relajarte antes de ir a la cama.
  • Puedes acompañar estas actividades con luz tenue.
  • Antes de dormir, no utilizar el móvil.

En la situación que vivimos actualmente con la crisis provocada por el coronavirus, los niveles de estrés y ansiedad han aumentado, afectando también a la calidad del sueño. La sobreinformación es en gran medida culpable de ello, es recomendable informarse una o dos veces al día, y evitar estar todo el día frente al televisor o en las redes sociales, ya que el bombardeo de información puede aumentar el miedo y la preocupación.

Si tienes dificultades para dormir y descansar adecuadamente, la ayuda de un psicólogo puede ser clave para conseguir superar el insomnio y mantener una correcta higiene del sueño.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Clínicas Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *