¿Qué fue de nuestro amor?

Rate this post

Las separaciones y divorcios han aumentado en España de forma alarmante. Si antes de 1980, un divorcio era un hecho anecdótico, hoy en día, ha pasado a ser un suceso tan trivial, que deja a todo el mundo indiferente.

Todos conocemos parejas, que recién llegados de su viaje de “Luna de Miel”, proclaman airados que no se soportan y que se van a separar. Pero lo curioso, es que esto no sorprende a nadie.

Veamos, aunque sea muy por encima, las cifras de este fenómeno sociológico. Cada cinco minutos se rompe un matrimonio en España. En Europa, de cada 10 matrimonios 5 de ellos se separan. En España esta cifra aumenta hasta 7. En lo que va de siglo, los matrimonios han descendido a la mitad y los divorcios se han duplicado. En 1981, el parlamento español aprobó la ley del divorcio. Desde entonces, más de tres millones de españoles se han divorciado.

Cada vez nacen menos niños en España y sin embargo aumenta el número de parejas de hecho. Sin el freno de los hijos y de los trámites burocráticos del divorcio, las separaciones en España se han disparado. Pero casados o parejas de hecho, esas personas estuvieron enamoradas. Confiaron en crear un proyecto común y ahora ese proyecto ha naufragado.

¿Qué está ocurriendo?

No podemos ser tan ilusos como para creer, que todas esas parejas que se separan o se divorcian, pensaban que el matrimonio era un juego y que al poco tiempo cada uno se marcharía por su lado. Seamos consecuentes, cuando esas personas se casaron, lo hicieron con la firme idea de formar una familia, prometerse amor eterno y vivir juntos el resto de sus vidas. Sin embargo, algo está ocurriendo en nuestra sociedad y cada vez ese juramento de amor eterno, tiene menos valor y se rompe antes.

Vamos a tratar de analizar este fenómeno en toda su extensión, partiendo desde el momento mismo del enamoramiento, donde todo es magia y pura ilusión, hasta el triste final de una relación. Iremos viendo en cada capítulo los principales motivos que pueden llevar a una pareja a tomar la decisión de separarse. Analizaremos las primeras señales de alarma, que se deben tener siempre en cuenta para evitar la ruptura. Veremos como en la mayoría de los casos existe un factor común, que subyace bajo otros problemas más superficiales. Hablaremos del mejor método o la mejor herramienta que poseen los miembros de la pareja, para evitar que aparezca el fantasma del distanciamiento mutuo. Finalmente, veremos como todas las parejas disponen de un magnífico termómetro que les puede indicar en qué punto se encuentra su relación. Si éste indica señal de peligro, trataremos de buscar una receta para conjurarlo.

Gerardo Castaño Recuero, Psicólogo en Masquemedicos

Este post pertenece a la serie “¿Qué fue de nuestro amor?”

Parte 2: ¿Qué fue de nuestro amor?. El aburrimiento

Parte 3: ¿Qué fue de nuestro amor? Señales de alarma

Parte 4: ¿Qué fue de nuestro amor? El triunfo de lo rutinario

Parte 5: ¿Qué fue de nuestro amor? La pérdida de la individualidad

Parte 6: ¿Qué fue de nuestro amor? El fin de la relacion

Parte 7: ¿Qué fue de nuestro amor? El valor de la comunicación

Parte 8: ¿Qué fue de nuestro amor? El termómetro del amor

Gerardo Castaño Recuero

Gerardo Castaño Recuero

Trabajo como psicólogo en Madrid desde el año 2015. Me gradué en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid y he tenido la suerte de poder trabajar en lo que ha sido mi vocación desde muy joven. He procurado simultanear trabajos de voluntariado (Cruz Roja, Fundación ANAR...) con la práctica clínica y la formación postgrado.
Realicé el Máster de “Especialista Universitario en Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica“ impartido por el Dr. Hugo Bleichmar en Madrid. Completé la formación psicoanalítica con un Máster de orientación humanista sobre Psicoterapia Focalizada en la Emoción.

Gerardo Castaño Recuero en Masquemedicos
Gerardo Castaño Recuero

Artículos relacionados

Gerardo Castaño Recuero

Trabajo como psicólogo en Madrid desde el año 2015. Me gradué en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid y he tenido la suerte de poder trabajar en lo que ha sido mi vocación desde muy joven. He procurado simultanear trabajos de voluntariado (Cruz Roja, Fundación ANAR...) con la práctica clínica y la formación postgrado. Realicé el Máster de “Especialista Universitario en Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica“ impartido por el Dr. Hugo Bleichmar en Madrid. Completé la formación psicoanalítica con un Máster de orientación humanista sobre Psicoterapia Focalizada en la Emoción. Gerardo Castaño Recuero en Masquemedicos