Cómo solucionar problemas de pareja

Rate this post

En todos los procesos de comunicación pero especialmente en los que tenemos dentro de las relaciones de pareja pueden surgir conflictos. La vida en pareja es propicia para ellos por las condiciones que suele aportar la convivencia, por las necesidades y expectativas que ponen las personas en ese vínculo convivan o no y por la tendencia a considerar que nuestra visión del mundo es la correcta. En muchas ocasiones los problemas de pareja suponen un momento de crecimiento, retos que se van presentando y que superarlos hace que la pareja se consolide, sin embargo hay etapas en las relaciones donde aparecen temas y situaciones que bloquean la comunicación y la continuidad de la relación en sí misma.

¿Cómo intentar solucionar esos problemas de pareja?

Identificar por qué estamos enfadados

Muchas veces el motivo de nuestro enfado puede no ser el objeto de la discusión en el presente, sino algo que hemos considerado que es mucho más importante y que se ha quedado dentro porque no hemos sido inmediatos en comunicarlo al otro y sale a la luz de forma inadecuada sumándolo a una situación actual que en realidad es menos importante. Hay momentos donde el estrés en otros ambientes, como el laboral, hace que lleguemos con la pareja y descarguemos con ella nuestras emociones negativas no siendo en el fondo ni siquiera el objeto de nuestro enfado. Por esto es importante ser capaces de realizar una pequeña parada y determinar cuál es el problema para poder solucionarlo, para ganar autocontrol a la hora de exponérselo a la pareja y no generar bloqueos y malentendidos.

Escucha Activa

Ser capaces de dejar un espacio de expresión al otro sin anticiparnos a lo que va a decir, sin interrupciones, que exponga su versión del conflicto para evitar cortes que en ocasiones llevan a situaciones de pulso y de enfado por sentirse el otro impotente ante la no comunicación.

Buscar el momento

En ocasiones muchos problemas de pareja se vuelven conflictos sin control porque para tratarlos se han buscado momentos inadecuados bien porque la persona esté en un momento de crisis por otro motivo, bien porque la pareja incluso se encuentre en un momento afectivo, porque haya personas delante… Es importante tener esto en cuenta para ambos.

No anclarse de continuo en conflictos que surgieron en el pasado.

A veces la pareja discute y entra en conflicto por situaciones que se han vivido en el pasado. Esto sucede porque uno de los dos miembros o ambos, todavía siente que ese tema está pendiente, bien porque necesita que el otro vea la situación como la ve él, o porque necesita el perdón y siente que no lo ha recibido o porque tiene una dificultad personal y se obsesiona con situaciones que le han hecho daño… En este tipo de casos muchas veces es recomendable la ayuda de un profesional que acompañe a la pareja a eliminar estos bloqueos y avanzar juntos.

Negociar

Muchas veces podemos llegar a pensar que los conflictos se acaban cuando uno de los dos lleva la razón y la realidad es que cada uno de nosotros percibe la realidad de una forma diferente y tener la razón es un tema difuso que lo único que puede generar son discusiones sin acabar. Es importante pensar que negociar no es ceder o dejarnos intimidar o sentirnos obligados a algo, negociar dentro de la pareja es ser capaz de buscar el equilibrio, empatizar y resolver los problemas de una forma madura. ¿Qué estamos dispuestos a cambiar o a asumir para poder seguir avanzando?

Reconocer y pedir perdón.

Cuando la ira llega a una discusión se dicen cosas y se hacen que conllevan un daño al otro, bien sea de forma descontrolada o incluso a veces intencionada. Es importante dentro de la solución que se busque que está vaya acompañada por una disculpa o un reconocimiento de que aquello que se ha dicho ha estado mal o incluso no se percibe así realmente.

Generar Hábitos

No solo comprometernos a ciertos cambios de conducta dentro de una negociación en pareja, sino generar hábitos. Muchas veces los conflictos surgen porque se repiten secuencias de hábitos que son negativos para la relación identificarlos y generar hábitos nuevos que ambos consideren como positivos evita de por sí que aparezca el conflicto.

Si en tu relación no detectas que sucede, si consideras que ya has probado muchas soluciones, si existe algún tema que esté bloqueando vuestro avance podéis buscar un profesional de la psicología que os ayude en vuestro proceso de comunicación para que podáis retomar una relación de calidad.

Silvia Santana

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo que la psicología me ha acompañado siempre) especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente.

Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones.

Silvia Santana en Masquemedicos
Silvia Santana

Artículos relacionados

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo que la psicología me ha acompañado siempre) especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente.Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones.Silvia Santana en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *