Big Little Lies, segunda parte. Las consecuencias del pasado

Este viernes de película, os dejo la reseña de la segunda temporada de una serie de calidad que tiene en catálogo HBO y de la que he dado recomendación a todo el mundo de la primera temporada, que para mí es mucho más sobresaliente que esta segunda tanda de capítulos pero ya se sabe que segundas partes resaltan habitualmente menos. Su nombre es Big Little Lies.

Segunda temporada de Big Little Lies

En la primera temporada la serie se centra en dejarnos un retrato sobre temas como la violencia machista, las consecuencias de la intervención de los padres en el entorno escolar de los menores, un análisis sobre los matrimonios que siguen teniendo contactos con sus ex por los hijos que tienen en común o la visión sobre la terapia psicológica en pareja.

La serie esta producida por algunas de las actrices protagonistas como Nicole kidman y Resse Wintherspoon, y en esta segunda parte la historia se sigue centrando en las consecuencias y el impacto en sus vidas de lo sucedido con el marido de Celeste (Nicole Kidman), así como las consecuencias de lo vivido en las parejas de todas las protagonistas principalmente.

El papel de los niños en la segunda temporada

Los niños aparecen en segundo plano en la serie, con menos intensidad que en la primera pero si como representativos de los conflictos que se pueden dar entre los adultos respecto a temas relevantes como custodias, tener un hermanastro, o afrontar un cambio de vida a nivel económico.

Me sigue pareciendo muy interesante por parte de los guionistas de la serie el respeto con el que tratan el plano emocional de las mujeres, disfrazando poco las reacciones, no juzgando actitudes que a priori pueden parecer dañinas y criticables, buscando la explicación y mostrando que la apertura, la petición de ayuda, el afrontamiento y la comunicación siempre son herramientas útiles para superar cualquier situación adversa.

Incorporación de Meryl Streep al reparto

Además en esta nueva temporada, por si el reparto no fuera lo suficiente mente brillante ya, se incorpora Meryl Streep en el papel de suegra de Celeste (Nicole Kidman), con una excelente interpretación, como siempre.

No hay nuevos misterios o dramas pero la realidad es que no hace falta, a veces analizar las consecuencias de las cosas, como nos afectan, ya es una buena historia en sí misma.

No quiero haceros más spoiler, os dejamos la recomendación desde nuestro viernes de cine y os deseamos un buen fin de semana de septiembre.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *