Historia de lo nuestro. Etapas de la evolución de las parejas

Este viernes de película os dejamos un film que puede ser un buen ejemplo para fijarnos en las etapas de evolución de las parejas y que a pesar de que ya tiene unos años (Como pasa el tiempo) nos acompaña como una película agradable y entretenida en mi opinión.

Los protagonistas son indiscutibles, Bruce Willis como Ben Jordn y Michelle Pfeiffer como Katie Jordan en un matrimonio que sufre momentos importantes como pareja y que deciden separarse temporalmente, para ver si consiguen remontar su relación conflictiva después de los últimos meses. Es una película sencilla sin efectos especiales ni gags típicos de comedia americana estilo “Algo pasa con Mary”, tiene un aspecto formal y emocional que te mete dentro de la pareja y te llega a sensibilizar con su situación, sobre todo si has pasado por momentos así en tu vida personal.

Algunos de los puntos útiles a nivel psicológico de la película

  • La conversación que tiene el matrimonio sobre cómo afrontar el momento de explicar su ruptura a sus hijos. Es interesante por el modelo de comunicación que presenta sobre un tema que suele llevar a conflicto.
  • Cuando hablan de su relación la película ayuda a recordar momentos significativos y agradables, recordando que aunque todo pueda estar en el presente de una forma diferente, ha habido en la relación etapas satisfactorias.
  • Permite entender las discusiones en el ámbito de la pareja cuando se entra en una etapa de crisis. Como en muchas ocasiones las discusiones son y se viven siempre como las mismas porque en realidad es señalar de continuo esas conductas del otro que nos recuerdan aspectos de la personalidad que no nos gustan y las penalizamos en espiral.
  • Nos muestra como en los momentos que hay un interés por generar una escucha activa la empatía aparece.

Como profesional de la psicología aconsejo la terapia de pareja ante fases de crisis o dudas sobre la continuidad de la misma porque puede ayudar a:

  • Cambiar la perspectiva de la relación. Detener anticipaciones, culpabilidades, aceptación de conductas…
  • Permite tener un espacio de comunicación objetivo.
  • Potenciar las fortalezas de la relación. Repasar vuestra historia y detectar los puntos positivos para poder reforzarlos y poner el foco en los mismos.
  • Recuperar confianza y autoestima. En uno mismo y en el otro miembro de la pareja. En una etapa de muchas discusiones la persona puede llegar a no reconocerse sintiendo una pérdida de identidad y generar una desconfianza generalizado ante cualquier acontecimiento en común.

¿Finalmente Ben y Katie lograrán recuperar su historia?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *